2.1.1 Miofibrillas Listen

Las células cardíacas contienen miofibrillas y cada una de estas contiene a su vez cientos de miofilamentos. Existen dos tipos fundamentales de miofilamentos:

  • Filamentos de miosina (filamentos gruesos)
  • Filamentos de actina (filamentos finos)

Cada miofibrilla contiene un gran número de sarcómeros, considerados las unidades fundamentales de la contracción.

Cada sarcómero contiene un disco Z a cada lado, donde se unen los filamentos de actina, y una banda A en el medio, formada por los filamentos gruesos o de miosina.

Los filamentos están organizados de tal manera que seis filamentos de actina rodean a uno de miosina. La contracción muscular es el resultado de estos filamentos de actina deslizándose a lo largo de los de miosina.

Los filamentos finos contienen, además de la actina, otras proteínas esenciales para la contracción: tropomiosina y troponina.

Los filamentos gruesos se componen de aproximadamente 300 moléculas de miosina. Cada una de estas posee una cabeza y una cola. Las cabezas de miosina tienen la función de unirse a la actina y acercarla al centro del sarcómero, o línea M, para así producir la contracción. Cuando esto ocurre, el sarcómero se acorta y la distancia entre los discos Z disminuye, sin cambiar por ello el tamaño de los filamentos. Al disminuir el tamaño de los sarcómeros simultáneamente la miofribilla se contrae. Como esto ocurre al mismo tiempo en todas las miofibrillas, la célula miocárdica se contrae.

 


Fig. 7 (Video) Miofibrillas

 

Las células cardíacas contienen además un depósito membranoso, similar al retículo endoplásmico en otras células, conocido como retículo sarcoplásmico. la función principal de éste es almacenar y liberar iones calcio.

Los túbulos T son invaginaciones en la membrana celular o sarcolema que forman auténticos canales alrededor de las miofibrillas por donde viajará el potencial de acción. Los túbulos T, al transportar el potencial de acción cerca del retículo sarcoplásmico, harán que se abran los canales de calcio de los mismos. Al liberarse, el calcio pasará al sarcoplasma (citoplasma de la célula muscular) uniéndose al sarcómero e iniciando así la contracción muscular.

Las células musculares del corazón albergan más mitocondrias que las del músculo esquelético. Aproximadamente el 30% del volumen de las células cardíacas son mitocondrias, lo cual explica la energía y resistencia de estas células, ya que se utilizará más oxígeno para formar ATP.

 

Tarea: Mover concepto correcto en la posición correcta en la oración.
Cada
de células de músculo
contiene
miofibrillas
y cada una de éstas está a su vez formada por
cadenas de proteínas
también llamados
miofilamentos
.

 

miofibrillas
cadenas de proteínas
miofilamentos
de células de músculo

 

 

 

08-membranapparat_2016_spansk